martes, 27 de octubre de 2015

Padre mío...

Padre mío, que lejos estás

―¿Qué pasa, Daniela? ¿Y esa cara?
―Abuelo, esta escuela no me hace feliz, no quiero hacer el bachillerato aquí; prefiero no volver a clase.
―Pero, mija, no hables así…
―Estoy cansada de que todos me molesten, que se metan en mi vida. Como ellos saben quiénes son sus padres y viven con su mamá y su papá… A diario me preguntan por qué en las actividades sólo están tú, mi abuela y mi mamá. ¿Qué puedo responderles? Imagínate...



3 comentarios:

  1. Excelente la puesta en circulacion del libro Dios te acompañe y te ilumine por siempre.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por sus consideraciones. Luz para usted y los suyos siempre.

    ResponderEliminar
  3. Bismar yo quisiera hacerles unas preguntas... Se puede... Soy un escritor contemporáneo, estudian de octavo grado en el recinto Santa Rosa de Lima en San Francisco de Macoris(provincia Duarte) estoy realizan un trabajo sobre Padre mío que lejos estas y necesito realizarle algunas preguntas para presentarla en exposición allá en el colegio.

    Muchas Gracias de antemano.
    Post: Me encantó la obra

    ResponderEliminar